Comparte esta noticia en tus redes sociales

El 9 de septiembre el Tizona Universidad de Burgos se presentaba en sociedad un mes antes del inicio de la nueva temporada. En el acto celebrado en el concesionario de Autocid Ford, directiva, patrocinadores y cuerpo técnico trasladaron sus impresiones previas a una campaña en la que el club burgalés regresa a LEB Oro, la categoría que tantos éxitos trajo a la ciudad. Igualmente, los jugadores de la plantilla atendieron a los medios y han posado para la tradicional foto de familia, con la única ausencia de Kris Joseph, quien se incorporará en breve al equipo.

El presidente del club, Miguel Ángel Benavente, quiso destacar el gran esfuerzo realizado por los dirigentes de la entidad en un momento de máxima incertidumbre, no solo para el deporte, sino para toda la sociedad. Tras dar un paso atrás hace cinco años, el equipo regresa con entusiasmo y serenidad a la categoría en que dominó logrando tres ascensos consecutivos. Benavente quiso destacar también el alto nivel del grupo y recordó que el equipo ha seguido todos los protocolos sanitarios en su vuelta al trabajo, deseando que el público pueda acceder a la cancha durante la temporada y así rememorar los viernes que se vivieron hace años en El Plantío. En caso de que esto no pudiera hacerse en todos los encuentros, el club se compromete a compensar económicamente a sus socios.

Izquierda: Miguel Ángel Benavente, presidente cel CB Tizona. Derecha: Fernando Andrés, consejero delegado de Grupo Ureta Automóviles.

Esta misma intención la comparte el director deportivo del club, José Manuel Naveira. En su regreso a esta categoría, junto a los objetivos deportivos, situó el de conectar de nuevo con la afición. Desde el equipo esperan contar con el 50% del aforo disponible para los partidos, pero recuerda que todo depende de la evolución de la enfermedad en las próximas semanas y meses. Pese a que la pandemia ha condicionado y complicado el trabajo interno , el club movió ficha pronto y conformó una plantilla que se adaptase a lo que el entrenador solicitaba.

El club terminó encantado con el trabajo efectuado por Jorge Elorduy y por ello decidieron continuar junto a él. A partir de ahí, se renovó al núcleo duro de la plantilla, contando con jugadores que podían dar ese salto de nivel competitivo. En el lado de las incorporaciones, se ha contratado tanto a veteranos con una dilatada trayectoria en el baloncesto español, así como a jóvenes con mucha proyección. Junto a ellos entrenarán en pretemporada varios jóvenes de la cantera. Con ello el Tizona mantiene su filosofía e identidad en el desarrollo de las categorías inferiores. Todos ellos disputarán una serie de amistosos con los que el equipo se adaptará poco a poco al juego táctico que propone el preparador azulón.

Izquierda: José Manuel Naveira, director deportivo CB Tizona. Derecha: Jorge Elorduy, entrenador Tizona Universidad de Burgos.

Por su parte, el entrenador Jorge Elorduy valoró positivamente el regreso al trabajo colectivo tras haber efectuado los primeros entrenamientos de la pretemporada. El hecho de disponer de varias semanas de preparación y la disputa de numerosos amistosos favorecerán la recuperación progresiva del ritmo competitivo.

Elorduy expone que los nuevos fichajes aportan el conocimiento de la categoría necesario en este regreso a LEB Oro. Tras un ascenso en unos meses complicados, espera que jugadores y afición, puedan disfrutar de la nueva categoría. Igualmente, aunque es sabedor de la dificultad que entraña la competición, confía en sumar resultados positivos desde el primer día.

El consejero delegado de Grupo Ureta Automóviles, Fernando Andrés, ha señalado que el club ha sido siempre una proyecto, no personal, sino para la ciudad. Ha destacado la ilusión y la superación como valores propios tanto del equipo, como del ámbito empresarial, los cuales cobran aún más importancia en un periodo complicado como el que atraviesa la sociedad actualmente.